Actuar fuera de calendario siempre está sobre la mesa, dice el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León.

Con los mercados contagiados de alta volatilidad por la pandemia del coronavirus, esta alternativa no se descarta de ser necesario, pues la próxima reunión de política monetaria es el jueves 26 de marzo, es decir, en dos semanas.

Incluso, destaca que la decisión puede tomarse sin la presencia física de alguno de los cinco miembros del órgano, porque cuentan con mecanismos para sesionar de manera remota, y un plan de continuidad operativa de la Junta de Gobierno. 

En entrevista con  EL UNIVERSAL durante la 83 Convención Bancaria, el gobernador central habla de otras medidas sanitarias que pueden tomarse, como poner en circulación nuevos billetes o resguardar piezas en medio de esta contingencia.

También lee: Exigen al gobierno estimular inversión

Adelanta que en abril podría ponerse en circulación la nueva moneda de 20 pesos conmemorativa a la fundación de Veracruz. 

Desde que fue avanzando el brote viral en el mundo contagiando a más países fuera de China, los mercados financieros reaccionaron a la incertidumbre de la propagación y muchos analistas se preguntaban si el Banxico puede actuar para bajar la tasa de referencia sin esperarse hasta su próxima reunión. 

Díaz de León responde que “todo está sobre la mesa”, pero en esta fase del Covid-19, y de cara a la decisión de política monetaria, deben esperarse hasta la fecha programada para recopilar más información. 

“Es una oportunidad el hacer acopio de la mayor información posible en un entorno tan cambiante y que podamos tener más datos para ver cómo se acomodan las cosas”, explica el funcionario.

Aunque deja abierta la puerta porque por política, por práctica, “siempre todo está sobre la mesa y todo siempre se considera”, expusó.

Refiere que en las últimas cuatro semanas, la mayoría de los bancos centrales han tomado decisiones conforme a su calendario establecido para este año.

15mar20-banxico.gif

Junta incompleta

El gobernador del Banxico estuvo presente en la reunión anual de los banqueros, acompañado por sólo dos de los subgobernadores.

A esta celebración tradicionalmente asiste la Junta de Gobierno completa, como sucedió el año pasado con los dos nuevos miembros, es decir, Gerardo Esquivel y Jonthan Heath, quienes en esta ocasión no estuvieron presentes.

También lee: Economía sin precedentes y con un efecto adverso: Banxico

Heath informó el pasado 29 de febrero en sus redes sociales que estaría fuera dos semanas; no dio mayor información, pero trascendió que viajó a Nueva Zelanda, esto porque el 7 de marzo escribió en su cuenta de Twitter que el salario mínimo en aquél país es el equivalente a 240 pesos por hora. 

“No tengo información al respecto, creo que está dentro de su plan [ausencia], sigue en su plan que había anunciado”, dice el gobernador. 

Ignora cómo fue que se comunicó o quién haya comentado que anda fuera del país. Díaz de León insiste en que “está dentro de su agenda y su plan, y estaremos atentos también a lo que corresponda desde el punto de vista de salud”.

En el caso de Gerardo Esquivel, comenta sin dar más detalles que ha estado en sus oficinas de la calle de 5 de Mayo: “No asistió a la convención, pero está en el banco”. 

Incluso dice que el miércoles, un día antes de que Díaz de León llegara a Acapulco, se reunieron cuatro miembros, es decir, sin Heath. 

La asistencia a ese tipo de eventos como la convención, matiza el gobernador, es voluntaria.

Cabe destacar que Esquivel ha estado activo en Twitter en cuyos últimos mensajes ha mostrado su preocupación por la expansión del Covid-19 en México.

Continuidad operativa

En caso de que la Junta de Gobierno tuviera que reunirse antes del 26 de marzo, fecha de su próxima decisión de política monetaria, y que no estuviera alguno de sus miembros, afirma que se realizaría la sesión.

También lee: Banxico envía “misil” de 2 mil mdd para rescatar al peso

“El plan de continuidad operativa de la Junta de Gobierno implica que se puede sesionar aunque no sea de manera presencial”, enfatiza.

Cuentan con mecanismos tecnológicos para tener la plena seguridad y permitir enlaces remotos, y que los miembros puedan votar, para lo cual el secretario de la Junta de Gobierno debe dar fe del quórum. 

“Tenemos los mecanismos para sesionar de manera remota cuando alguien no puede estar presente; nosotros también debemos tener planes para actuar, la junta y sus sesiones no son ajenos a los planes de continuidad operativa”, pondera.

Billete y coronavirus

El gobernador de la institución responsable de emitir billetes y poner en circulación las monedas dice que en caso de un escalamiento de las medidas de la Secretaría de Salud de lo que ha referido como dispersión comunitaria del Covid-19, hay medidas para aplicar. 

Una de las acciones que podría tomar Banxico, agrega, es poner en circulación billetes nuevos.  Pero de ser necesario se pueden poner en resguardo piezas por un periodo más largo para asegurar que en caso de que tuvieran algo se elimine.

No obstante, para Alejandro Díaz de León, el billete es de uso cotidiano, como cualquier superficie. 

“Si uno agarra un barandal o diferentes superficies lo que se recomienda es que antes de tocarse la cara hay que lavarse las manos”. 

Así, al tener el dinero en efectivo, la recomendación es la misma: intensificar la higiene de las manos.

Moneda de 20 pesos

Sobre la nueva moneda de 20 pesos, anuncia que estaría saliendo el próximo mes, pues el 22 de abril se conmemoran los 501 años de la fundación del puerto de Veracruz, como el primer ayuntamiento de América. 

“Estamos perfilando que en abril esté lista, por el aniversario”, anticipa.  Será una moneda de curso legal y corriente, es decir conmemorativa, pero sirve para pagar como otra.