El Canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, recibió este lunes la primera entrega de ayuda humanitaria especial, procedente de Rusia, para ampliar las capacidades de detección del coronavirus en el país, a través de 10.000 pruebas diagnósticas.

Desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, Arreaza enfatizó que vendrán “muchas cargas más”, al tiempo que agradeció “la alianza estratégica” entre Caracas y Moscú, y el poder “contar con la solidaridad de una potencia como Rusia”.

Tendremos para hacer 10.000 pruebas para poder diagnosticar si la persona tiene o no el covid-19″, sostuvo el canciller.