A partir de este martes 17 de marzo, en Estados Unidos y Canadá quedaron suspendidos los viajes compartidos de Uber. La compañía explicó en un comunicado que se trata de una medida más para intentar frenar la propagación de coronavirus.

Nuestro objetivo es ayudar a detener la curva de propagación de la comunidad en las ciudades que servimos”, explicó Andrew Macdonald, vicepresidente principal de Uber Rides and Platform. “Seguimos en estrecho contacto con los líderes locales y continuaremos trabajando con ellos para desalentar los viajes no esenciales”.

Aunque por ahora esta medida sólo será efectiva en EEUU y Canadá, la compañía aseguró que está evaluando la implementación de esta medida en otros países.

Asimismo, la compañía está mandando mensajes a sus usuarios con algunas recomendaciones: que solo viajen si es necesario y que obedezcan las normas sanitarias en sus ciudades.

También dio a conocer que Uber Eats permite a los repartidores dejar la comida en la puerta para no tener contacto con los clientes. Asimismo está evaluando proporcionar a los socios material de saneamiento y recordó que los alimentos no pueden tocarse una vez que han sido empaquetados.

Otro de los anuncios que hizo la compañía en medio de la pandemia de coronavirus fue su compromiso de entregar más de 300,000 comidas a trabajadores de salud y socorristas que trabajan en la primera línea de la epidemia.

La semana pasada, Uber dijo que podría suspender temporalmente las cuentas de cualquier conductor o conductor que haya contraído o haya estado expuesto al coronavirus. Hizo eso con unas 240 cuentas en México después de que algunos pasajeros tuvieron contacto con dos conductores que pudieron haber estado expuestos al virus.

La nueva cepa de coronavirus, que puede convertirse en una enfermedad respiratoria conocida como COVID-19, se descubrió en Wuhan, China, en diciembre. Hasta el martes 17 de marzo, había infectado ya a más de 180,000 personas en todo el mundo y había causado más de 7,100 muertes.