Con el fin de que el coronavirus no se vuelva un problema de seguridad nacional en México, Mario Alberto Valdez Marroquín, fundador de Medicina Biológica Mexicana, aseguró que México está muy a tiempo de tomar medidas para poder controlar este problema, y una forma para ayudar a ello serían los suplementos alimenticios, la herbolaria, y para pacientes graves, los péptidos del pulmón que han podido aislar y que utilizan para pacientes con asma, bronquios, pulmonías fulminantes, y EPO, entre otros.

Además, enfatizó a través de un video publicado en la plataforma de Facebook, uno de los puntos de máxima defensa para poder atender esta enfermedad está en las casas, por lo que se debe aprender a tomar medidas precautorias para salir de esta situación adelante.

A decir de Valdez Marroquín, quien estuvo acompañado de biólogas, biotecnólogas y nutriólogos, en la medicina biológica tienen un reto muy importante de mostrarle al mundo, ante esta contingencia, que la medicina biológica tiene las capacidades para aportar, desarrollar y reducir el número de decesos.

Aunque la conferencia, aseguró, no era para alarmar, sino para informar, el especialista enfatizó que no existe en el país la capacidad para dar servicio a una gran cantidad de “pacientes graves de coronavirus”, es decir, que requieren de un respirador para sobrevivir, dado que no hay camas y respiración asistida suficiente en el país.

“Nosotros, en la medicina biológica mexicana logramos aislar estos péptidos del pulmón, y estos nos pueden ayudar a tratar pacientes graves, hemos tratado pacientes con pulmonía fulminante, con asma, bronquios, fibrosis pulmonar, EPO, con resultados muy buenos.

“Y esto es un suplemento alimenticio, que nos podría permitir ayudar a tratar a esos pacientes que se encuentren graves, escúchenlo bien, graves, personas que están teniendo problemas para respirar”, destacó.

Uno de los mayores problemas que se pudieran presentar, señaló, es que si un paciente enfermo llega a instituciones públicas se tendría que aislar el hospital, lo que “colapsaría el sistema de salud”.

“Imaginemos que el coronavirus llega a México y que no tenemos la capacidad hospitalaria para atender gran cantidad de pacientes, imaginemos que tenemos 5 mil o 10 mil pacientes graves, qué significa tener un paciente grave de coronavirus, quiere decir que ese paciente requiere de un respirador para poder sobrevivir.

“La pregunta es, cuántos respiradores hay en Nuevo León y cuántos hay en México, debemos de tratar de evitar, en la mayor posibilidad, que lleguen a ser pacientes graves, porque va a dificultar el trabajo en los hospitales, no hay suficientes camas, y no hay suficiente respiración asistida para atenderlos a todos”, declaró.