El evento fue organizado para reconocer la actividad de las personas que cuidan voluntariamente de personas enfermas o discapacitadas en el país británico.

La reina Isabel II participó junto con su hija la princesa Ana en su primera videoconferencia pública para celebrar la Semana de los Cuidadores, dedicada a la gente que ayuda a las personas enfermas o discapacitadas sin recibir ninguna remuneración a cambio, informó el jueves la página oficial de la familia real británica.

Según los datos presentados, en Reino Unido hay a día de hoy en torno a 7 millones de personas que cuidan voluntariamente a sus familiares, amigos o vecinos, y la monarca tomó parte en un evento virtual para dar más visibilidad a su actividad. El evento fue organizado por Carers Trust, una iniciativa caritativa fundada por la princesa Ana para aumentar el reconocimiento y prestar apoyo a los cuidadores.  

“Estoy muy impresionada por lo que lo que ustedes han logrado ya”, dijo Isabell II, que calificó de “interesantes” las historias que varios cuidadores compartieron durante el evento.