La medida impuesta por el Gobierno de EE.UU. ha hecho aún más difícil el acceso de la empresa china a los suministros de chips.

La compañía Huawei ha respondido este lunes al endurecimiento de los controles de exportación que el Gobierno de EE.UU. anunció el pasado viernes, con el fin de limitar aún más el acceso del gigante tecnológico chino a los suministros de chips de importancia crucial.

“Esta decisión fue arbitraria y perniciosa, y amenaza con socavar a toda la industria en todo el mundo”, reza parte de la declaración, citada por The Verge. Según la empresa esta nueva normativa afectará a las actividades relacionadas con la expansión, el mantenimiento y las operaciones continuas de redes por un valor de cientos de miles de millones de dólares en más de 170 países.

“Prevemos que nuestro negocio se verá inevitablemente afectado. Haremos todo lo posible para buscar una solución“, señala la declaración de Huawei.

Supervivencia es la palabra clave para nosotros en este momento”, concluyó el presidente rotativo de la compañía, Guo Ping, en una cumbre anual de analistas de tecnología que Huawei organiza en su sede en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China.

Antes, Nikkei Asian Review, citando fuentes anónimas, informó que la empresa TSMC, el fabricante de semiconductores más grande del mundo con sede en la isla china de Taiwán, había cancelado los nuevos pedidos de Huawei Technologies, su segundo mayor cliente, al que suministra chips avanzados, incluidos todos los procesadores móviles utilizados en los celulares emblemáticos de la compañía. 

China exige a EE.UU. que detenga la "supresión nada razonable" de Huawei

“TSMC ha dejado de recibir nuevos pedidos de Huawei después de que se anunció el nuevo cambio de reglas para cumplir plenamente con la última regulación de control de exportaciones”, dijo una persona conocedora de la situación. “Los que ya están en producción y los pedidos que tomó TSMC antes de la nueva prohibición seguirían en vigencia si esos chips pudieran enviarse antes de mediados de septiembre”, agregó la fuente.

Según la agencia Reuters, que también ha informado sobre el tema, TSMC ha comentado al respecto que no revela los detalles de los pedidos y ha agregado que el informe de Nikkei Asian Review era “puro rumor del mercado”.

Sanciones de EE.UU. contra Huawei

El viernes pasado, el Departamento de Comercio de EE.UU. anunció en un comunicado cambios en las reglas de exportación para “apuntar estratégicamente a la adquisición por parte de Huawei de semiconductores, que son el producto directo de cierto software y tecnología de EE.UU.”.

Las reglas van específicamente dirigidas contra la empresa china, y su subsidiaria de chips, HiSilicon, que requiere de una licencia para cualquier suministro que venga de los fabricantes que utilicen ‘software’, tecnología o equipos de EE.UU.

Además, la decisión del Departamento de Comercio estadounidense coincidió con el anuncio de la propia TSMC sobre los planes de invertir 12.000 millones de dólares en la construcción de una planta en el estado de Arizona, medida que según el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, “refuerza la seguridad nacional de EE.UU. en un momento en el que China está tratando de dominar la tecnología de punta y controlar a las industrias críticas”.