Desde fuera, la GMC Sierra AT4 CarbonPro se identifica por su carrocería pintada en plata metálico, con una parrilla negra exclusiva. A ello se suman rines de 20” en acabado negro y la versátil puerta trasera MultiPro Tailgate con 6 opciones de apertura.

La cabina adopta tapicería Jet Black con acentos en Kalahari, y un equipamiento basado en la versión AT4, que incluye asientos delanteros con calefacción y ventilación, sistema de sonido Bose, volante calefactable, infotenimiento con pantalla de 8”, compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay y servicios OnStar, con tres meses gratis y 3 GB de internet.

En cuanto a motor, utiliza un V8 de 6.2 litros de 425 hp y 460 lb-pie, asociado a una transmisión automática de 10 velocidades. El chasís adopta una suspensión elevada 2”, con amortiguadores Rancho y la promesa de un desempeño premium fuera del asfalto.

La GMC Sierra AT4 CarbonPro estará disponible a mediados de este mes en los concesionarios de la marca, con una producción limitada a sólo 100 unidades para México. El precio de cada una es de un millón 162 mil 900 pesos.

DATOS

V8 es su motor de 6.2 LItros.

25% fue la reducción de su peso.

425 caballos de fuerza tiene su motor.

Se le realizaron pruebas de temperatura, corrosión y resistencia. Por ejemplo, le dejaron caer 800 kilogramos de grava y varillas de acero, con 204 litros de agua.

100  UNIDADES  son las que únicamente se venderán en México.

1,162,900  de pesos es el costo de esta edición.

(Con información de Motorpasión)