De acuerdo con Dmitri Rogozin, el cohete ruso Soyuz sigue siendo la forma más rentable de llevar a la gente a la Estación Espacial Internacional.

El hecho de que Estados Unidos finalmente obtuvo una nave espacial tripulada de ninguna manera significa el final del programa espacial de Rusia, aseveró el jefe Roscosmos, Dmitri Rogozin, en un artículo de opinión para la revista Forbes. El director de la agencia espacial rusa insistió en que el Soyuz sigue siendo la forma más rentable de llevar tripulación a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Después de que Crew Dragon de SpaceX llevara a dos astronautas a la EEI, la primera nave espacial de EE.UU. en hacerlo en los últimos nueve años, los medios estadounidenses no solo elogiaron la compañía de Elon Musk, sino que también se burlaron del programa espacial ruso, lamentó Rogozin.

Fue “extraño” cuando algunas personas en EE.UU., incluidos funcionarios de la NASA, “comenzaron a tejer coronas de flores para el ‘funeral’ del Soyuz ruso”, escribió el jefe de Roscosmos. En ese sentido,  Rogozin defendió la icónica nave espacial rusa que ha llevado a los astronautas estadounidenses a la órbita durante todos esos años desde que se cerrara el programa del Transbordador espacial de la NASA.

“Su guerra”

Elon Musk responde en ruso a las felicitaciones por el exitoso lanzamiento de SpaceX

Además, Rogozin señaló que SpaceX difícilmente podría ser considerada la “primera compañía privada” en lanzar humanos al espacio, dado que la NASA había subsidiado a SpaceX y Boeing por una suma de 8.000 millones de dólares para desarrollar naves espaciales rivales. La compañía de Musk simplemente fue la primera en completar las pruebas y realizar su lanzamiento.

“El 30 de mayo, Elon Musk no arruinó nuestro estado de ánimo, sino el de sus compatriotas de la compañía Boeing, tras haberlos adelantado con el inicio de las pruebas de vuelo. Esta es su guerra, no la nuestra. El sistema nacional de transporte espacial ha estado trabajando para nosotros durante mucho tiempo y lo estamos mejorando constantemente, mientras hacemos una nave nueva, mejorada”, destacó el funcionario ruso.

¿Crew Dragon sería más barato que Soyuz?

Rogozin rechazó la afirmación de que los lanzamientos tripulados por SpaceX serían tan baratos que Rusia comenzaría a reservar asientos Crew Dragon para sus cosmonautas. El funcionario ruso detalló que la parte estadounidense asegura que el costo de transportar a un astronauta en su nave sería 55 millones de dólares, mientras Rusia cobra 90 millones de dólares por asiento para los lanzamientos de Soyuz.

“Creo que los colegas estadounidenses, enredados en números, se regodean en vano. Las nuevas naves estadounidenses son más de dos veces más pesadas ​​que el Soyuz, aunque solo tienen un asiento adicional en comparación con este último”, explicó Rogozin, agregando que para lanzar tales naves masivas, se utilizan cohetes de clase pesada, mientras que el Soyuz MS se lanza a la órbita en un cohete de clase media.

Por lo tanto, los lanzamientos rusos son, según el alto funcionario, mucho más rentables que los del Falcon 9 de SpaceX.  Rogozin incluso comparó la nave espacial Soyuz con el rifle Kaláshnikov, asegurando que ambos diseños soviéticos no solo son extremadamente confiables, sino que también se modernizan todo el tiempo.