Los manifestantes denuncian que esta decisión conduce “a la terminación de miles de contratos del personal académico y administrativo” de las universidades.

Este martes 5 de mayo, estudiantes, profesores y personal administrativo de universidades públicas de Ecuador salieron a las calles de Quito a protestar por el recorte presupuestario a estas casas de estudio.

La manifestantes, acompañados por organizaciones de derechos humanos, se reunieron en los exteriores de la Universidad Central del Ecuador, en la zona occidental de Quito y, desde ese lugar, caminaron hasta las inmediaciones de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en el centro de la urbe, ubicada a unas ocho cuadras, aproximadamente, del lugar de concentración inicial.

La manifestación se hizo tratando de mantener distancia entre los participantes, puesto que ocurre en medio de las medidas de restricción por la pandemia del coronavirus que azota al país. Entre esas medidas está la prohibición de aglomeraciones de personas.

El pasado sábado, la Asamblea del Sistema de Educación Superior Ecuatoriano (ASESEC) denunció que hubo un recorte de más de 98.210.190 dólares al presupuesto de 32 universidades y escuelas politécnicas del sistema de educación superior público del país sudamericano, por parte del Ministerio de Economía y Finanzas, debido a la emergencia del coronavirus.

La ASESEC señala que, de concretarse el recorte “se ocasionaría un gravísimo e irreparable daño a la educación nacional, desconociendo el aporte sustancial que la educación superior ha prestado a la nación con ocasión de la pandemia que hoy nos aqueja, y obstando que se lo continúa haciendo en el futuro”.

Esta instancia, además, menciona que esta decisión, que cataloga de inconstitucional, conduciría “a la terminación de miles de contratos del personal académico y administrativo” de las universidades, “violentando elementales principios que consagran el derecho al trabajo”.

Respuesta de las autoridades

Ante la denuncia de la ASESEC, la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) informó que la educación superior pública de Ecuador se financia con un porcentaje de recursos de la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto a la Renta; “si estos disminuyen, el presupuesto universitario se actualizará”, agrega.

“Según el último reporte, hay una reducción en la recaudación de los impuestos, lo que implica un 10 % menos en el presupuesto universitario y con ello una afectación de forma diferenciada a cada centro académico”, mencionan en el comunicado.

Esta institución detalla que hablará “con los representantes de cada universidad y con el Ministerio de Economía y Finanzas, a fin de precautelar que las actividades académicas operen adecuadamente, en el contexto de esta emergencia”.

Además, invitan a las autoridades universitarias a “encontrar mecanismos idóneos para optimizar todos los recursos que sean posibles”.