CIUDAD DE MÉXICO.- No había ocurrido desde la Guerra del Golfo en 1991; los mercados del petróleo tuvieron su mayor caída. 

En tan solo unos segundos, los futuros del Brent cayeron 31%; esto tras la apertura de los mercados en Asia. 

Cabe mencionar que Goldman Sachs Group había advertido que el Brent podría caer hasta los 31 dólares por barril. 

En la caída también tuvo se vio involucrado el problema del coronavirus, se le suma que Arabia Saudita comenzará a producir alrededor de 10 millones de barriles por día a partir de abril, gracias a la alianza con Rusia en la OPEP+. 

Apenas el sábado Arabia Saudita recortó su precio oficial de venta para abril, a todos los destinos. En cambio, Rusia no recortará su producción petrolera, su presupuesto fiscal requiere precios que ronden al menos los 40 dólares por barril. 

A las 5:30 de la tarde en la Ciudad de México, el West Texas Intermediate (WTI) valía 33.3 dólares por barril, situación aplicable a indicadores de forma similar. 

Al cierre de la edición de Dinero en Imagen, a las 18:15 horas en la CDMX, el Brent estaba en 35.76 dólares, 

Vía Markets Insider