Blanca Valadez

Ciudad de México / 16.03.2020 16:03:14

Una nueva prueba automatizada de la farmacéutica Roche para detectar el coronavirus recibió la aprobación de emergencia de la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA), agencia del gobierno estadunidense responsable de la regulación de medicamentos.

El nuevo test permitirá acelerar las pruebas de coronavirus para evitar la propagación del virus.

La prueba, que detecta la cepa SARS-CoV-2, está destinada a la detección cualitativa del virus que causa la enfermedad Covid-19, y consiste en hisopos nasofaríngeos y orofaríngeos de pacientes que cumplen los criterios clínicos y epidemiológicos.

“Los hospitales y los laboratorios de referencia pueden realizar el test en los sistemas totalmente automatizados de Roche, que ya están operativos en el mercado mundial.

“Ser capaces de proporcionar una prueba de calidad y de gran volumen nos permitirá responder eficazmente a lo que la Organización Mundial de la Salud ha caracterizado como una pandemia. Es importante detectar de manera rápida y fiable si un paciente está infectado con el SARS-CoV-2”, dijo Thomas Schinecker, CEO de Roche Diagnostics.

“En las últimas semanas, nuestros equipos de respuesta a emergencias han estado trabajando intensamente para hacer llegar esta prueba a los pacientes”, señaló.

De acuerdo con Roche, los sistemas automatizados que se utilizan para realizar el test para SARS-CoV-2 proporcionan resultados en tres horas y media y ofrecen una mayor eficiencia operativa, flexibilidad y rapidez con el mayor rendimiento, realizando hasta 96 determinaciones en unas tres horas y un total de mil 440 en 24 horas.

El test puede realizarse simultáneamente con otros ensayos proporcionados por Roche para su uso en estos sistemas.

Tras la autorización, Roche dispondrá de millones de pruebas al mes para su uso en sus sistemas automatizados.

Los coronavirus (CoV) son una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio del Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV). El nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) es una nueva cepa que no ha sido identificada previamente en los seres humanos.