Los dispensadores de desinfectantes y mascarillas tapabocas han desaparecido literalmente de farmacias y supermercados de Los Ángeles tras las compras de gente alarmada por el riesgo de contraer el coronavirus.

“Yo visito tiendas como Ralphs, Albertsons, Walmart, CVS y mercados latinos que han quedado vacíos”, dijo Carlos Quiche, de 54 años, un gerente de ventas al mayoreo y menudo para esas tiendas. “Allí no queda ni una sola mascarilla, pero la gente también se ha llevado las botellas de alcohol, agua oxigenada y hasta las botellas de cloro”.

Quiche comentó que, desde hace dos semanas, particularmente en los supermercados latinos que visita, los empleados del área de comida usan protector del pelo, tapabocas y guantes para las manos.

“Ya no dejan que la gente escoja la comida”, dijo. “Esas son las nuevas reglas y actitudes que están tomando ante un probable contagio de algo”.

No hay mascarillas en el inventario

Iván N., un técnico farmacéutico de una farmacia CVS en Montebello, California, dijo a Univision Noticias que, tan pronto como surten los estantes con máscaras de boca inmediatamente se terminan.

“Esta semana vinieron unas 30 personas y se compraron todas las mascarillas”, dijo.

En esa misma ciudad del Este de Los Ángeles, Julie Kim, también farmacéutica de Walgreens informó que tanto las máscaras desechables anticontaminación y las máscaras faciales estilo cono están agotadas.

“No hay nada en existencia y tampoco tenemos idea de cuándo habrá de llegar un nuevo surtido a la tienda”, dijo. “La demanda de mascarillas es muy alta”.

Residentes no tienen miedo al contagio

Milagro Flores, de 74 años, residente de la ciudad de Alhambra, California, dijo que no “siente” la necesidad de comprar mascarillas.

“Acabo de regresar de El Salvador y las únicas personas que llevaban la boca tapada eran las azafatas y todas las personas en el aeropuerto de Comalapa”, dijo. “A mí no me preocupa lo que dicen en la televisión; si me va a dar, me va a dar. Yo todo lo dejo en las manos de Dios”.

Socorro Batanero, de 82 años, de la ciudad de Monterey Park, al este de Los Ángeles comentó que no ha comprado cubrebocas porque se siente “bien”.

“Yo me lavo las manos a cada rato, sobre todo cuando uno saluda de mano a alguien”, dijo. “Eso es lo mejor para no enfermarse”.

Sin embargo, ella no podrá saludar a su nuera Sophie, quien llegará el fin de semana a Los Ángeles desde Shanghái, China.

“Viene en un vuelo comercial y junto con mi hijo Roy tienen planeado hospedarse en un hotel; no se si la pondrán en cuarentena”.

Campañas para educar a la población

Frente a este tipo de actitudes, concejales de Los Ángeles presentaron una moción para crear campañas de educación pública en línea, en televisión y a través de líneas telefónicas directas u otros medios para proporcionar información sobre el brote global del nuevo coronavirus, COVID-19.

“Hay comunidades que no son de habla inglesa, que se quedan se quedan en la oscuridad sobre esta enfermedad y sin respuestas”, dijo el concejal Herb Wesson.

En su cuenta de Twitter, las autoridades dijeron que una azafata de Korean Airlines, a quien se le diagnosticó el coronavirus 2019 (COVID-19) en su país no fue sintomático durante su estadía en Los Angeles y no representó ningún riesgo.

A nivel estatal, el gobernador Gavin Newsom dijo que actualmente se está monitoreando a unas 8,400 personas para detectar posibles señales de infección con COVID-19 por haber viajado recientemente a Asia, luego de que se confirmara el primer contagio de una persona que supuestamente no estuvo en contacto directo con otro paciente contagiado.

“Nos tenemos que preparar para cualquier tipo de eventualidad”, dijo el doctor Ilan Shapiro, director médico de educación para la salud y bienestar en AltaMed Health Services. “Tenemos que hacerlo como lo haríamos en caso de un terremoto en California o un huracán en Florida”.

Amazon retira anuncios de productos que prometían curar el coronavirus

Por otra parte, Amazon, el gigante minorista en línea Amazon eliminó más de 1 millón de artículos listados que afirman curar o defenderse contra el coronavirus, según un informe de la agencia Reuters . La compañía también dice que eliminó miles de artículos relacionados de comerciantes que aumentaron los precios.

“No hay lugar para el aumento de precios en Amazon”, dijo una portavoz de Amazon en un comunicado enviado a Reuters.

También, de manera similar Facebook dijo que prohibirá anuncios que se refieran a cualquier cura o prevención del brote de coronavirus y también aquellos que creen una sensación de urgencia alrededor de la situación.

El mes pasado, Facebook dijo que retiraría contenido sobre el virus “con adjudicaciones falsas o teorías conspirativas que han sido señaladas por las principales organizaciones mundiales de salud y autoridades sanitarias locales”, sumándose a compañías como TikTok y Pinterest.

Las impresionantes imágenes que explican el origen del nombre “coronavirus”

Loading