Los reportes sobre las posibles represalias que podría tomar Pekín contra las empresas Nokia y Ericsson AB en caso de que la Unión Europea prohibiese el 5G de la compañía Huawei son “rumores infundados y maliciosas noticias falsas”, señaló este martes el vocero del Ministerio de Exterior chino, Wang Wenbin, en una conferencia de prensa.

“El mero propósito de inventar semejantes noticias falsas es sabotear la buena cooperación entre China y Europa”, añadió el portavoz.