Avala DEA emisión de medicinas controladas

La DEA garantiza la protección de la cadena de suministro de medicamentos de la nación durante la contingencia por el COVID-19.

McAllen, Tx.- La Administración para el Combate a las Drogas, DEA, garantiza la protección de la cadena de suministro de medicamentos de la nación, durante esta emergencia de salud sin precedentes causada por la actual pandemia del COVID-19. 

La DEA está respondiendo adecuadamente para garantizar que los estadounidenses continúen teniendo acceso a los medicamentos necesarios y las sustancias controladas. Los esfuerzos de la agencia incluyen el apoyo a las prácticas de prescripción que limitan la exposición, permiten el acceso ininterrumpido a los profesionales y protegen un suministro de medicamentos consistente y confiable.

“Durante este tiempo incierto, la DEA sigue siendo flexible y comprometida a garantizar que la cadena de suministro de medicamentos de la nación sea ininterrumpida”, dijo el administrador interino de la agencia, Uttam Dhillon. “La agencia continúa trabajando con nuestros socios de salud pública para explorar opciones que garanticen que aquellos que necesitan recetas vitales puedan obtenerlas, mientras se adhieren a prácticas seguras como el distanciamiento social”.

Desde que el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, declaró una emergencia de salud pública en respuesta al COVID-19, la DEA comenzó a trabajar para permitir que los profesionales registrados emitan recetas de sustancias controladas a pacientes para los que no han realizado una evaluación médica en persona. Los practicantes registrados por la DEA pueden continuar esta práctica de telemedicina mientras la designación esté vigente, si se cumplen todas las condiciones requeridas.

Siempre que el profesional cumpla con estos requisitos, se puede emitir la receta usando cualquiera de los métodos de prescripción actualmente disponibles que cumplan con las regulaciones de la DEA, incluida la emisión de una receta electrónica o llamando a la farmacia.

La agencia está trabajando para garantizar que haya un suministro adecuado de sustancias y medicamentos controlados en los Estados Unidos durante la pandemia de COVID-19 y no tiene conocimiento de ninguna escasez de medicamentos en este momento.