Gracias a esta prueba se podría determinar cuándo una área geográfica especifica se encuentra libre de la presencia del coronavirus.

Investigadores de la Universidad de Queensland (Australia) y de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO por su siglas en inglés) están desarrollando una prueba para covid-19 que encuentra rastros genéticos de la enfermedad en las aguas residuales sin tratar, informó la Universidad de Queensland a través de un comunicado

Según los investigadores, este test supone “el primer paso en el desarrollo de un sistema de vigilancia de alerta temprana” de la presencia de la enfermedad en la comunidad. 

El equipo de científicos ha completado un estudio de prueba, valiéndose para ello de muestras de dos plantas de tratamiento de aguas residuales del estado de Queensland, al noreste del país. 

Un estudio de Cambridge sugiere que la pandemia de covid-19 no comenzó en Wuhan y surgió antes de lo que se estima

Efectuando el muestreo de las aguas residuales a una escala mayor, se podría detectar el número aproximado de personas contagiadas en un área geográfica especifica sin necesidad de someter a cada individuo a pruebas convencionales

“Podríamos monitorear que la comunidad está relativamente libre de covid-19. También podríamos monitorear la tasa de infección a lo largo del tiempo en las áreas de captación de aguas residuales para buscar picos y recuperación”, indicó la CSIRO en un comunicado

Según  Kevin Thomas, profesor de la Universidad de Queensland, el siguiente paso consiste en desarrollar un programa de detección a nivel nacional para, de esa forma, ayudar al país en la lucha para “aplanar la curva”. Hasta la fecha en Australia se han reportado 6.522 casos de covid-19 y 66 fallecimientos.